Bauhaus fue una escuela de arte alemana que este 2019 cumple 100 años. Esta escuela operó desde 1919 hasta 1933 que combinaba artesanía y bellas artes, y era famosa por el enfoque de diseño que publicitaba. La Bauhaus fue fundada por Walter Gropius en Weimar, Alemania.


Comenzó como una escuela mientras promovía el concepto de la obra de arte total. Sus principios se extienden por todo el mundo y hoy en día siguen influyendo los diseñadores.

El movimiento Bauhaus se originó en Weimar el 1 de abril de 1919, cuando se anunció en un folleto el manifiesto de una nueva escuela, la Bauhaus del estado de Weimar . La escuela fue fundada por el arquitecto alemán Walter Gropius como una fusión de la Escuela de Arte Gran Ducal de Weimar Saxon y la Academia de Bellas Artes de Weimar.

El principal objetivo de Gropius era un concepto radical: reinterpretar el mundo material para reflejar la unidad de todas las artes . Explicó su visión de la unión de arte y diseño en la Proclamación de la Bauhaus (1919), describiendo una escuela que combinaba arquitectura, escultura y pintura en una sola expresión creativa.

Los orígenes de la Bauhaus.

Gropius desarrolló un programa de estudios artesanales que resultaría en artesanos y diseñadores capaces de crear objetos útiles y hermosos, adecuados para este nuevo sistema de vida. De hecho, era favorable a una enseñanza del diseño basada en laboratorios para diseñadores y artesanos.

Los principios del programa Bauhaus de 1919 se basaron en el programa arquitectónico de 1918 de Bruno Taut; Taut estaba convencido de que la unión profunda de todas las disciplinas en un nuevo arte de construcción traería una nueva unidad cultural:

Entonces no hay límites entre las artes y la artesanía y la escultura o la pintura, todo es uno: la construcción

En la revalorización de la artesanía, la escuela está inspirada en el movimiento de Artes y Oficios Ingleses del siglo XIX que, en contraste con el rápido proceso de industrialización, pretendía devolver un arte capaz de combinar el propósito funcional con el valor estético. La Bauhaus, en cambio, se dedica a la búsqueda de la integración entre el producto artístico y la nueva realidad social y productiva.

Historia de la Bauhaus: el período Dessau.

En 1925, la Bauhaus se mudó de Weimar a Dessau, donde Gropius había diseñado el nuevo edificio para albergar la escuela. Los elementos principales del edificio, que luego se convirtieron en el manifiesto de la arquitectura modernista , consisten en una construcción de marco de acero, un muro cortina de vidrio que envuelve las esquinas y un plano de molinete asimétrico. Gropius diseñó las distintas secciones del edificio de manera diferente, separándolas constantemente según la función y para maximizar la eficiencia.

Bauhaus-historia-escuela-dessau

Escuela Bauhaus en Dessau

El edificio de la escuela en Dessau se convirtió en el modelo arquitectónico de Bauhaus y revolucionó la filosofía de la construcción, donde la estética es secundaria al uso para el que está diseñada. De acuerdo con la misma filosofía, el trabajo del arquitecto es analizar cuidadosamente las funciones del edificio que serán clave para diseñar su forma.

Model_Bauhaus_Dessau

Este ejemplo de arquitectura funcional presenta una doble forma de L, en la que ninguna parte es preponderante en comparación con las demás. Las aulas, el auditorio, los laboratorios, las oficinas administrativas y los alojamientos para estudiantes se distribuyen en tres alas conectadas por puentes.

Bauhaus-historia-escuela-dessau-vista aérea

Además, el edificio tampoco tiene una fachada principal, pero cada lado forma una de las diferentes fachadas del edificio.

Junto con las estructuras, cuyos espesores se calculan en relación con las fuerzas de apoyo, las grandes extensiones de acristalamiento son los protagonistas, debido a la necesidad de iluminar los locales y, al mismo tiempo, no ocultar lo que sucede dentro de un complejo escolar. en una sociedad donde todo debe ser ‘transparente’.

La escuela abarca diferentes artes y profesiones relacionadas con la fotografía, el dibujo, el collage, la publicación e incluso la ropa.

Muchas ideas, prototipos y objetos de uso común han producido una serie de éxitos sin precedentes en los últimos ochenta años. El mobiliario diseñado en la escuela Bauhaus aún se considera entre los clásicos del mobiliario moderno: objetos funcionales, con formas geométricas simples, destinados a entrar en los hogares de personas comunes que se adaptan a su vida cotidiana.

El taller de ebanistería fue uno de los más populares en la Bauhaus. Bajo la dirección del húngaro Marcel Breuer de 1924 a 1928, este estudio ha reconvertido la esencia misma de los muebles, a menudo tratando de desmaterializar las formas convencionales, como las sillas, a su mínima existencia.

El taller textil , dirigido por el diseñador y tejedor Gunta Stölzl, creó telas abstractas adecuadas para su uso en los entornos Bauhaus. Los estudiantes estudiaron teoría y diseño del color, así como aspectos técnicos del tejido. Al mismo tiempo, Stölzl fomentó la experimentación con materiales poco ortodoxos, incluidos el celofán, la fibra de vidrio y el metal. Las telas del taller, junto con la pintura arquitectónica de la pared, adornaron los interiores de los edificios de la Bauhaus, proporcionando un interés visual policromado pero abstracto en estos espacios bastante severos.

La metalurgia fue otro taller famoso en la Bauhaus y, junto con el taller de carpintería, fue el más exitoso en el desarrollo de prototipos de diseño para la producción en masa. Diseñadores como Marianne Brandt, Wilhelm Wagenfeld y Christian Dell produjeron objetos hermosos y modernos como accesorios de iluminación y vajillas en este estudio. Ocasionalmente, estos objetos fueron utilizados en el campus de Bauhaus. En particular, los accesorios de iluminación diseñados en el laboratorio metalúrgico iluminaron el edificio Bauhaus y algunos cuarteles de la facultad.

Brandt fue la primera mujer en asistir al estudio de metalurgia y en 1928 reemplazó a László Moholy-Nagy como director del estudio. Muchos de sus diseños se convirtieron en expresiones icónicas de la estética Bauhaus. Su tetera escultórica y geométrica de plata y ébano, aunque nunca se produjo en serie, refleja tanto la influencia de su mentor, el húngaro Moholy-Nagy, como el énfasis de Bauhaus en las formas industriales.

bauhaus-tetera

El taller de tipografía, aunque inicialmente no era una prioridad de la Bauhaus, también se hizo cada vez más importante bajo Moholy-Nagy y el diseñador gráfico Herbert Bayer, que influyó enormemente en los gráficos posteriores.

El «diseño gráfico», tal como estaba previsto hoy, no existía antes de la llegada de la Bauhaus. La escuela de Dessau fue la de redefinir su significado y establecer que no era suficiente simplemente llenar una página con imágenes y textos, sino que, por el contrario, la disposición de su diseño jugó un papel central en la transmisión del mensaje final.

Las ideas tipográficas de la Bauhaus, sobre todo inspiradas en el trabajo de Herbert Bayer, fueron aún más lejos. Algunas tipografías geométricas y constructivistas basadas en las ideas de diseño de la Bauhaus sirvieron como símbolo visual de esta institución de vanguardia y siguen siendo de uso común hoy en día, como ‘Futura’, Helvetica ‘y sans serif en general. Simultáneamente, la tipografía se conectó a la fotografía publicitaria.

Bauhaus-fuente xants

Bauhaus-fuente xants

En resumen, la Bauhaus ha dado forma permanente a la industria del diseño, alentando a sus estudiantes a tomar en consideración los aspectos psicológicos, lingüísticos, económicos y visuales de lo que habían planeado.

Los ideales de la Bauhaus no han desaparecido ni han sido reemplazados por nuevos movimientos. Se pueden encontrar algunos ejemplos de su legado, por ejemplo, en la interfaz gráfica de Windows 8, que, según algunas investigaciones, se inspiró en gran medida en la ideología Bauhaus.

En 1928, Gropius renunció como director de la Bauhaus y fue sucedido por el arquitecto Hannes Meyer .

Meyer mantuvo el énfasis en el diseño masivo, eliminando partes del programa que consideraba de naturaleza demasiado formalista. Hizo hincapié en la función social de la arquitectura y el diseño, fomentando la preocupación por el bien público en lugar del lujo privado. La publicidad y la fotografía siguieron notándose bajo su dirección.

Historia de Bauhaus: el periodo berlinés.

Bajo la presión de un gobierno municipal de extrema derecha, Meyer renunció en 1930 y fue reemplazado por Ludwig Mies Van der Rohe, famoso por decir » menos es más «.

Mies Van der Rohe impresionó a la escuela con un carácter estrictamente disciplinario, más centrado en la arquitectura.

La inestable situación política de Alemania, combinada con la peligrosa condición financiera de la Bauhaus, llevó a Mies a transferir la escuela a Berlín en 1930, operando en menor escala. En última instancia, la Bauhaus cerró en 1933.

bauhaus-historia-escuela-en-berlin

Bauhaus, Berlín

Durante los turbulentos años de la Segunda Guerra Mundial, muchas figuras clave de la Bauhaus emigraron a los Estados Unidos, donde su trabajo y sus filosofías de enseñanza influyeron en generaciones de jóvenes arquitectos y diseñadores ( estilo internacional ).

Breuer y Gropius enseñaron en Harvard, mientras que Josef y Anni Albers enseñaron en Black Mountain College, y luego Josef enseñaron en Yale. Moholy-Nagy fundó el New Bauhaus en Chicago en 1937. Finalmente, Mies van der Rohe diseñó el nuevo campus y enseñó en el Instituto de Tecnología de Illinois.

Aunque el Bauhaus duró poco más de una década, su impacto se extendió mucho más allá de la simple enseñanza de diseño, siendo un lugar concebido para enfrentar un mundo en rápida evolución.

La Bauhaus se fundó en un momento en el que el espíritu alemán había pasado del expresionismo emocional a la Nueva Objetividad objetiva. Un grupo completo de arquitectos en activo, incluidos Erich Mendelsohn , Bruno Taut y Hans Poelzig, rechazaron la experimentación extravagante y se dirigieron hacia edificios racionales, funcionales y, a veces, estandarizados.

Ernst MayBruno Taut y Martin Wagner, entre otros, construyeron grandes bloques de viviendas en Frankfurt y Berlín. La aceptación del diseño modernista en la vida cotidiana fue el tema de las campañas publicitarias, las exhibiciones públicas con buena asistencia, las películas y, a veces, el feroz debate público. La escuela alemana Bauhaus (Casa de la Construcción) fue fundada en 1919 por el arquitecto Walter Gropius en la ciudad de Weimar, Alemania. Es una escuela de arquitectura, diseño, artesanía y arte.

Así pues, la Bauhaus tuvo gran impacto en la arquitectura, en la simplificación de formas y en la funcionalidad; la ausencia de ornamento, geometría y el empleo de materiales básicos, como concreto, vidrio y acero, en tonos neutros y acabados naturales. Después de Alemania, Tel Aviv, Israel, es la urbe con más arquitectura Bauhaus del mundo, en donde estaca el el emblemático edificio de la escuela Bauhaus de la ciudad de Dessau.

En la Ciudad de México, se puede apreciar arquitectura funcionalista Bauhaus en la colonia Roma-Condesa y en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, construida en 1931 por el arquitecto Juan O’Gorman, como una de las primeras edificaciones de este tipo en Latinoamérica.

En 1937, Michael Van Beuren llegó a México.

Maravillado por el contexto social, fundó Domus, una compañía de diseño de mobiliario producido en serie y a precios accesibles; introduciendo la innovación estética de la funcionalidad, en la decoración del México moderno.

CENTRO, Universidad de la Ciudad de México, es otro ejemplo de la influencia Bauhaus, se especializa en estudios creativos, inauguró un nuevo campus diseñado por Enrique Norten de TEN Arquitectos. Ubicado en la Avenida Constituyentes, no muy lejos del Bosque Chapultepec, el campus de Norten ofrece una combinación interdisciplinaria de arquitectura interior, cine, diseño industrial y programas de medios digitales en 78,700 pies cuadrados. La firma de arquitectura paisajista A Pleno Sol trabajó con TEN Arquitectos para agregar unos 27,000 pies cuadrados de paisaje y techos con plantas.


One Thought on “Bauhaus: 100 años de repensar el mundo”

Comments are closed.