Ideakreativa cuenta con el apoyo de su audiencia. Cuando compras a través de enlaces en nuestro sitio, podemos ganar una comisión de afiliado sin costo adicional para ti. Como Asociado de Amazon, ganamos con las compras calificadas. Aprende más

Si bien la evolución de las tendencias del diseño gráfico pueden no haber sido tan obvios para nosotros en ese momento, mirando hacia atrás podemos ver claramente diferentes estilos y eras dentro de la industria del diseño gráfico.

El diseño gráfico se utiliza en prácticamente todos los sectores: desde el mundo de los deportes y los videojuegos hasta la industria de la salud y la alimentación.

Durante la última década, el panorama del diseño gráfico ha experimentado transformaciones significativas, influenciadas por avances tecnológicos, cambios culturales y filosofías de diseño cambiantes.

Desde grandes y audaces hasta simples y discretos, los estilos visuales y las técnicas tradicionales se han desarrollado y cambiado a lo largo de los años.

Este blog explora las principales tendencias de diseño gráfico de 2010 a 2023, destacando los desarrollos clave que han dado forma al lenguaje del diseño visual de nuestra era digital.

El auge del diseño plano (2010-2013)

A principios de la década de 2010, el diseño plano  surgió como una tendencia destacada, marcando un alejamiento del diseño realista (llamado esceuomorfismo) que imitaba el mundo cotidiano y dominó la década anterior.

El diseño plano priorizó la simplicidad, las líneas limpias y los colores llamativos, descartando patrones y adornos divertidos innecesarios en favor de una estética más simplificada.

Marcas como Microsoft y Apple adoptaron principios de diseño plano en sus sistemas operativos, influyendo en diseñadores de distintas industrias para que adoptaran este enfoque minimalista.

Esta tendencia de diseño gráfico también se nutre de tendencias minimalistas dentro del mundo del diseño.

Diseño responsivo y Mobile-First (2012-2015)

A medida que se empezaron a utilizar cada vez más los dispositivos móviles, los diseñadores gráficos se enfrentaron al desafío de crear diseños que se adaptaran perfectamente a distintos tamaños de pantalla. Además, se puso más énfasis en crear una versión física y digital del diseño.

El diseño responsivo, que ganó fuerza entre 2012 y 2015, es una forma de diseño web que abordó esta necesidad al garantizar que los sitios web y las aplicaciones brindaran experiencias de usuario óptimas en diferentes dispositivos.

El cambio hacia un diseño que priorice los dispositivos móviles priorizó las interfaces móviles durante el proceso de diseño, lo que refleja las formas cambiantes en que los usuarios interactúan con el contenido digital.

Los diseños web adaptables obligaron a los diseñadores gráficos a crear diseños innovadores y explorar las diferentes herramientas, fuentes y elementos de su software de diseño gráfico.

Minimalismo y maximalismo (2014-2017)

A mediados de la década de 2010 se produjo una divergencia en las filosofías de diseño: tanto el minimalismo como el maximalismo ganaron popularidad en los espacios de diseño y digitales.

El minimalismo siguió prosperando, haciendo hincapié en las formas simples y en el lema “menos es más”. El minimalismo, que suele estar vinculado al estilo Bauhaus en el diseño gráfico , ha seguido siendo popular en el ámbito del diseño gráfico, aunque la tendencia se ha desvanecido en la última década. Aún se pueden encontrar diversas piezas de comunicación visual que utilizan un diseño de logotipos o un diseño web minimalistas.

Por otro lado, el maximalismo adoptó patrones y tipografías atrevidos, estilos de arte pop, colores vibrantes y detalles intrincados para crear experiencias visualmente ricas e inmersivas. Este período mostró la versatilidad del diseño gráfico, que satisfacía diversos gustos y preferencias.

Al igual que el diseño adaptable, esta tendencia le permitió al diseñador gráfico la libertad y el espacio para ser realmente audaz y probar algo nuevo.

La llegada del 3D y la profundidad (2016-2019)

La evolución del diseño gráfico está influenciada en gran medida por los avances tecnológicos que, a lo largo de 2016-2019, permitieron a los diseñadores explorar elementos tridimensionales y que mejoran la profundidad en su trabajo.

Las sombras, los degradados y el desplazamiento con paralaje se hicieron habituales, lo que añadió una sensación de realismo e interactividad a los diseños digitales. Esto también mostró la evolución de la tecnología de pantalla para una página web diseñada. En lugar de una estética o una interfaz planas simples, los artistas podían crear diseños que fueran más interactivos.

Esta tendencia fue particularmente notable en el diseño web y UI/UX, ya que los diseñadores buscaron crear experiencias de usuario más atractivas y visualmente dinámicas a través del diseño digital.

Renacimiento retro y nostalgia (2018-2020)

A finales de la década de 2010, una ola de nostalgia invadió el diseño gráfico y provocó un resurgimiento de la estética retro de los años 80 y 90. Aunque estábamos en el umbral de una nueva década, los diseñadores miraron hacia el pasado en busca de tendencias de diseño, como fuentes llamativas e imágenes coloridas.

Las paletas de colores vintage, el pixel art y la tipografía retro volvieron a cobrar protagonismo, ya que muchos diseñadores aprovecharon el anhelo colectivo por el pasado.

Esta tendencia fue evidente no sólo en el diseño digital, sino también en las campañas de marca, empaque y publicidad.

Sostenibilidad y diseño ecológico (2019-2022)

A medida que las preocupaciones ambientales cobraron protagonismo a nivel mundial, el espacio de diseño gráfico respondió centrándose en la sostenibilidad y las prácticas ecológicas.

Los diseñadores comenzaron a incorporar tonos terrosos, materiales reciclados y mensajes ecológicos en su trabajo.

Las marcas, en particular, buscaron transmitir un compromiso con la responsabilidad ambiental a través de su identidad visual, alineándose con el creciente énfasis en la sostenibilidad en las elecciones de los consumidores.

Formas abstractas y orgánicas (2020-2023)

Al comienzo de una nueva década, se produjo un cambio notable con respecto a la década anterior hacia el uso de formas abstractas y orgánicas en el diseño gráfico. Los diseñadores adoptaron formas irregulares, líneas fluidas y asimetría para crear composiciones visualmente atractivas.

Esta tendencia se observó en el diseño de aplicaciones, el diseño de portadas y en toda la esfera digital.

Esta evolución del diseño gráfico a partir de formas geométricas estrictas y formas simples agregó un sentido de alegría y creatividad a los diseños, rompiendo con las estructuras rígidas de años anteriores.

Modo oscuro y alto contraste (2021-2023)

El modo oscuro, introducido originalmente para reducir la fatiga visual en condiciones de poca luz, evolucionó hasta convertirse en una tendencia de diseño por derecho propio.

Entre 2021 y 2023, las interfaces en modo oscuro y los diseños de alto contraste ganaron popularidad en todas las plataformas. También surgieron como respuesta  a una mayor concienciación de las personas con necesidades de accesibilidad.

Tanto los diseñadores de pantalla como los diseñadores gráficos exploraron las posibilidades estéticas de los fondos oscuros, experimentando con acentos vibrantes y elementos de neón para crear experiencias visualmente impactantes e inmersivas.

Inteligencia artificial (2023)

Con el auge de las herramientas de inteligencia artificial dramáticamente futuristas, los diseñadores gráficos y las herramientas de diseño gráfico en la nube creativa han evolucionado significativamente, incluso solo en el último año.

Este rápido crecimiento implica el uso de imágenes generadas por IA, interés en la realidad virtual y otras tecnologías inmersivas.

Herramientas como Adobe Photoshop e InDesign han creado configuraciones y elementos que permiten a los diseñadores utilizar IA al completar un diseño, desde formas simples o diseño de logotipos hasta paisajes detallados y diseño abstracto.

Si bien el mundo de la IA, especialmente en el ámbito del diseño, está bastante inexplorado, es probable que veamos surgir más tendencias de este nuevo avance tecnológico.

Conclusión

Las tendencias de diseño gráfico de 2010 a 2023 reflejan un campo dinámico y en constante evolución que responde a los avances tecnológicos, los cambios culturales y las preocupaciones sociales.

Desde el surgimiento del diseño plano hasta la exploración de elementos 3D, el panorama del diseño se ha reinventado continuamente, proporcionando un rico tapiz de expresión visual.

Hay muchos factores diferentes que contribuyen a la evolución continua del diseño gráfico. Sin embargo, es seguro que el diseño seguirá ampliando fronteras al adoptar nuevas tecnologías y evolucionar junto con las necesidades y preferencias cambiantes de los públicos de todo el mundo.

Resumen
La evolución de las tendencias del diseño gráfico en la última década
Artículo
La evolución de las tendencias del diseño gráfico en la última década
Descripción
Si bien la evolución de las tendencias del diseño gráfico pueden no haber sido tan obvios para nosotros en ese momento, mirando hacia atrás podemos ver claramente diferentes estilos y eras dentro de la industria del diseño gráfico.
Autor
Publicación
Ideakreativa
Logo
Productos destacados
Artículos relacionados para diseñadores

Publicaciones Similares

Deja una respuesta