89,95 euros

El nuevo Mac Pro de Apple presentado en la WWDC19 tiene muchas cosas de las que podemos hablar, pero lo que ha despertado más debate es sin duda su precio. Aún no podemos saber las configuraciones y precios concretos del ordenador, pero ya hay quien estima que un tope-de-gama puede acarrear un gasto superior a los 52.000 dólares.

De todos modos todo eso son estimaciones, y lo más aproximado que podemos hacer es utilizar el precio de la configuración básica que sí sabemos: 5999 dólares. Echemos un vistazo a los componentes que va a llevar esa configuración, y comparémoslo construyendo un PC equivalente por partes. ¿Es el Mac Pro un ordenador caro en su configuración básica? Investiguemos.

Esta es la configuración básica que probablemente llevará el Mac Pro que cueste los 5.999 dólares, basándonos en la web oficial de especificaciones técnicas del ordenador:

  • Procesador Intel Xeon W de 8 núcleos a 3,5GHz
  • 32 GB de memoria RAM DDR4 ECC repartidos en 4 módulos de 8 GB cada uno.
  • Tarjeta gráfica AMD Radeon Pro 580X
  • 256 GB de almacenamiento SSD
  • Magic Keyboard
  • Magic Mouse
Img 28

En las redes sociales se discute qué modelo equivalente de procesador Intelhabría que elegir para poder tener un precio orientativo. Tememos que no podemos hacer una comparativa exacta, pero si miramos la tabla oficial de modelos de procesadores Intel Xeon lanzados ayer mismo podemos localizar el modelo W-3223 cuyas especificaciones coinciden con los del procesador del Mac Pro básico. Su precio orientativo es de 749 dólares. Desde WikiChip tienes todos los detalles al milímetro.

En cuanto a la memoria RAM, aprovecharemos una oferta de Amazon para valorar los 230,06 euros que cuestan 4 módulos HyperX de 8 GB cada uno con las mismas especificaciones que las memorias del Mac Pro.

El almacenamiento SSD es sencillo: podemos encontrar unidades SSD de almacenamiento internas con 256 GB de espacio por 56,35 euros. Sin embargo, nos decantaremos por opciones con más rendimiento como las SSD de Intel por 122,14 euros. La tarjeta gráfica equivalente la podemos encontrar en PcComponentes por 219,90 euros.

Por último, podemos encontrar el Magic Keyboard por 128,14 euros y el Magic Mouse por 75,99 euros, ambos en Amazon. Eso sí, en color blanco y no en esa edición especial plateada y negra del Mac Pro.

¿Falta algo? Pues una placa base donde poder utilizar todo esto, claro. Aquí la comparación es muy imprecisa, ya que Apple hace sus propias placas. Nosotros elegiremos una Gigabyte capaz de equipar procesadores Intel Xeon y RAM DDR4 por 576 euros. Añadamos una fuente de alimentación de 650w por unos 54,90 euros y una caja para ponerlo todo por unos 89,95 euros.

Pongámoslo todo en una tabla para resumirlo bien y obtener el total:

COMPONENTE PRECIO EQUIVALENTE U ORIENTATIVO
Procesador Intel Xeon W-3223, 8 núcleos, 3,5GHz 749 dólares, unos 665 euros
32 GB de memoria RAM en 4 módulos de 8 GB cada uno, DDR4 230,06 euros
Unidad de almacenamiento SSD 256 GB 122,14 euros
Tarjeta gráfica AMD Radeon Pro 580X 219,90 euros
Magic Keyboard 128,14 euros
Magic Mouse 75,99 euros
Placa base 576 euros
Fuente de alimentación 54,90 euros
Caja 89,95 euros
TOTAL 2.162,08 euros

Una comparación hecha con (muchas) pinzas

Como puedes ver, el total de nuestro «Mac Pro» es de 2.162,08 euros (2.437,25 dólares al cambio actual). Es una cifra mucho menor que los 5.999 dólares oficiales de Apple, pero ¿significa esto que Apple nos está cobrando demasiado dinero por su nuevo Mac Pro? No, ni mucho menos.

En primer lugar, el PC (o Hackintosh, si lo prefieres) que hemos construido es una aproximación pero ni mucho menos será el equivalente a ese Mac Pro básico. Si pusiéramos este PC y el Mac Pro al lado y sometiéramos los dos a una buena prueba de rendimiento, pongo la mano en el fuego apostando que el Mac Pro superaría de calle a ese PC. La optimización del hardware y el software son clave aquí.

Además, y como siempre pasa cuando uno suma los costes de los componentes, nos olvidamos de todo el coste económico de los ingenieros, los diseñadores, de la fabricación de los componentes, del ensamblaje y de toda la logísticaque eso comporta. Y con Apple no se trata sólo de soldar chips y encajar componentes de otras marcas: la compañía estudia cómo hacerlo para que la optimización sea máxima.

Puede que el nuevo Mac Pro sea caro, desde luego. Todos los Mac lo son. Pero una comparación como la que acabamos de hacer tiene su punto de absurdo y no debe tomarse literalmente.